Lo hizo a través de un comunicado. Por su parte el presidente de la SRTL, Ignacio Kovarsky, criticó el programa “Impulso tambero” y pidió medidas que solucionen los problemas de fondo.

Mirá También

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) dio a conocer un comunicado relacionado con la situación de la lechería a raíz de la baja del precio que percibe el productor. En el mencionado escrito la entidad sostiene que se trata de una “clara provocación” al tiempo que solicitó al gobierno una convocatoria al sector en busca de “propuestas serias que no ajusten por el lado del productor”.

Y, en diálogo con La Opinión, el presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, miembro de la comisión directiva de CARBAP, Ignacio kovalsky, también habló de la actualidad de los tambos en nuestro distrito.

Críticas

El comunicado difundido por Carbap en los últimos días señala lo siguiente: “Mientras anunciaron recientemente el Programa Impulso Tambero y gran parte del país está inmersa en una sequía sin precedentes, los productores tamberos encuentran en simultáneo una clara provocación, con una baja del precio percibido por el productor, bajo una amenaza de cierre en las exportaciones. Es decir, una intervención sin lógica. Lo que sucedió fue que, en los últimos días, muchos tamberos han recibido por parte de la industria la anulación del informe de precio de la leche correspondiente al mes de enero, sin que mediara ninguna explicación de motivos”.

Y el escrito agrega: “Se trata de una provocación en medio de una situación complicada, ya que este recorte inédito recae sobre un precio de la leche al productor de quebranto. Sólo como dato, en el mes de diciembre el precio promedio de la leche al productor fue $66,24”.

Distorsiones

Por otra parte, el texto sostiene que “los tambos están pasando un momento con insumos elevados en dólares, donde el precio ya está muy por debajo y lejos de los costos, hay menos leche, y sin reservas de alimento (o muy caras) para los próximos meses. A los productores lecheros los agobian con distorsiones que siempre ajustan por el tambo. Si había dudas en cómo se forman los precios al productor en la leche, hoy se aclararon. La cartelización está a la vista y el productor necesita un sistema de pago que no esté al vaivén de los caprichos de la industria y del gobierno de turno. No tener un sistema de pago escrito tampoco ayuda. Si ha sido una política del gobierno y/o la industria, necesitamos que dejen de hacerlo, y en forma urgente”. “Esta distorsión burda repercute sobre todas las decisiones en el tambo: no ayuda a cuidar el ambiente, ni los animales, ni las personas que trabajan a diario. Es más, se está contribuyendo a la destrucción del sistema. Sin tambos no hay cadena. Sepan las autoridades que a los productores ya no los pueden seguir engañando”, se señala.

Por último, se expresa: “Por eso, esperamos una convocatoria del gobierno para desandar estas políticas intervencionistas que dañan al productor, que se aclare esta situación y se generen propuestas serias que no ajusten por el lado de la producción, como una triste película que ya estamos viendo muy seguido. Los tamberos necesitan que se generen defensas y se propongan criterios, para ir hacia un sistema donde se pueda negociar el precio entre privados, y que se cumplan”.

En el distrito

Por su parte el presidente de la SRTL, Ignacio Kovarsky, se refirió a la actualidad del sector tambero en el distrito y señaló que “nosotros tenemos contabilizados 159 tambos que quedan en Trenque Lauquen de los cuales 57 tienen menos de 200 vacas. No todos hacen control lechero, por ende no tenemos el dato de cuánto producen”.

Por otra parte, el dirigente sostuvo que “la medida lanzada por el gobierno denominada ‘Impulso Tambero’ deja afuera a alrededor del 87 por ciento de los tamberos. Y en verdad puede parecer mucho dinero el que dan pero en industrias grandes o incluso en tambos chicos de 100 vacas $600.000 no sirven para demasiado y no creemos que solucione los temas de fondo”.

Impuestos

Asimismo, Kovarsky indicó que “la lechería tiene 26 por ciento de impuestos para el consumidor.

Eso quiere decir que si de un litro de leche vos sacás cuatro vasos de 250cc uno de ellos son impuestos que se los das al Estado. Entonces, hay cosas por solucionar que no se hacen con una medida totalmente coyuntural y para captar la atención con un nombre grandilocuente”.

En este sentido, enumeró algunas de las medidas que podrían, a su criterio, impulsar realmente la actividad como “abrir exportaciones, mejorar el negocio de la leche y dejar de sacar medidas nefastas como, por ejemplo, dólar soja 1 y 2 que hizo pedazos a los tambos. Ingresos brutos también es otra medida que perjudica mucho a los tambos. Hay muchas cosas que se pueden hacer mejor pero, claramente, no quieren”.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas

Más Leídos

1.

2.

3.

4.

5.

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter