Es una de las mayores fuentes de calcio en la dieta y clave para fortalecer los huesos y dientes.
"Esto es lo que dice la ciencia sobre tomar un vaso de leche todos los días para desayunar en España"

Mirá También

Desde que nacemos la leche y sus propiedades se destacan como un alimento saludable e imprescindible para nuestro desarrollo. Sin embargo y sobre todo a medida que alcanzamos la edad adulta en España, los debates sobre si este es un alimento saludable o no van en aumento. La realidad es que esta bebida es una de las más nutritivas y fundamental para proteger nuestros huesos, pero ¿qué dice la ciencia sobre su consumo diario en adultos?

Si echamos un vistazo a las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), lo más aconsejable sería tomar entre 2 y 3 vasos de leche al día. Esto se debe a que sobre todo para los más jóvenes, esta sigue siendo una de las mejores fuentes de calcio, proteínas y otros nutrientes importantes para la formación de huesos y dientes.

¿Pero esta misma recomendación es aplicable también en el caso de los adultos? ¿qué dicen los expertos por ejemplo sobre la toma de un vaso de leche cada día en el desayuno? Te lo contamos.

¿El consumo de leche es beneficioso en adultos?

Para entender los beneficios que puede aportar a nuestra dieta un simple vaso de leche, es importante que entendamos que este contiene múltiples propiedades que benefician directamente a nuestro organismo y que también pueden fortalecer nuestra salud. Todo ello, gracias al calcio, potasio, magnesio o proteínas que incluye esta bebida.

Propiedades vitales para nuestra salud y fundamentales sobre todo en la etapa de crecimiento, pero también en el resto de etapas de la vida. Una de las principales razones, es que los beneficios de un simple vaso de leche diario se asocian también a la prevención de determinadas enfermedades como la osteoporosis, la obesidad o la diabetes tipo 2.

La propia Sociedad Española de la Nutrición detalla que un adulto debería tomar entre dos y cuatro raciones al día de productos lácteos como el yogur o el queso y la leche y explican que “una persona es muy difícil que cubra los requerimientos diarios de calcio sin tomar estos productos”.

Añaden que “la leche tiene otros componentes beneficiosos que no tienen las bebidas de origen vegetal y que quieren hacer comparables a la leche. Estas pueden tener otras funciones, pero nunca sustituir a la leche y los derivados lácteos”.

De hecho, señalan que estas “están adicionadas con cantidades muy elevadas de sacarosa y la leche no tiene ese azúcar, tiene lactosa, un azúcar natural que cumple misiones importantes para el desarrollo de una ecología intestinal apropiada. Además la leche tiene una cantidad de minerales y de vitaminas que no tienen habitualmente las bebidas vegetales”, apuntan.

¿Qué pasa si tomas un vaso de leche todos los días en el desayuno?

La leche, reconocida por ser esa valiosa fuente de calcio y vitamina D, se ha consolidado como un alimento imprescindible para una dieta saludable y de hecho un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Guelph y Toronto ha profundizado aún más en sus beneficios para reducir el riesgo de obesidad y diabetes sobre todo si optamos por incluirla en el desayuno.

Este estudio ha arrojado resultados reveladores, como que el hecho de consumir leche durante el desayuno puede tener un impacto significativo en los niveles de glucosa en nuestro organismo a lo largo del día, un dato especialmente importante para las personas que sufren de diabetes tipo 2.

Para este experimento se realizó un ensayo doble ciego donde participaron adultos jóvenes y saludables con un índice de masa corporal medio. Se les proporcionó un desayuno compuesto por leche y cereales básicos, seguido de una pizza dos horas más tarde.

Los resultados mostraron que aquellos que consumieron leche experimentaron una reducción en la concentración de glucosa en sangre después de la comida, en comparación con el grupo de control que consumió agua.

Además también se destacó que una mayor concentración de proteína láctea en el desayuno mostró una mayor reducción en los niveles de glucosa y tanto antes como después de la comida.

Este estudio también sugirió el potencial de la leche para contribuir a la pérdida de peso. Se encontró que las dietas con un contenido más alto de proteína láctea reducían el apetito después de la segunda comida, un dato especialmente útil para aquellas personas que buscan adelgazar de forma saludable.

La caseína es otra proteína clave presente en la leche y esta desempeña un papel crucial en el mantenimiento de la salud muscular, ofreciendo aún más razones para considerar la leche como parte integral de una dieta equilibrada y saludable.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas

Más Leídos

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter