El precio que pagan al productor de la leche ha retrocedido en al menos entre 13,5% y 16,6% en el último año.
leche
"El productor tiene menos ingresos por menor precio y por menor volumen de leche que logra vender en este momento."

Mirá También

Dice el viejo adagio popular que “no se puede llorar sobre la leche derramada”. Lo que está pasando en Colombia con la leche es prácticamente una crónica de una muerte anunciada; un sinfín de alertas de gremios productores y comercializadores de la cadena láctea han vaticinado lo que hoy está pasando y tiene las vías de veredas y fincas inundadas de leche: el producto sobrepasó el stock y no hay quién la compre, ni quién la consuma.

El precio que pagan al productor de la leche ha retrocedido en al menos entre 13,5% y 16,6% en el último año. Además, los compradores de leche han impuesto restricciones en el volumen que comercializan con el productor en el campo. El productor tiene menos ingresos por menor precio y por menor volumen de leche que logra vender en este momento.

¿Qué está pasando?

Por debilitamiento del consumo, que viene en bajas de 6% interanual, la industria y otros agentes compradores han tenido dificultades vendiendo lácteos y sus inventarios están en niveles altos. De hecho, desde Asoleche explican que hay en stock almacenamientos de 23 a 30 días, lo que se traduce en 200 a 250 millones de litros guardados, según la compañía.

LOS CONTRASTES

  • Felipe Pinilla Presidente ejecutivo de Analac

    “Debemos apuntar a menores precios en planta y al consumidor, promover con fuerza el consumo de lácteos y utilizar los programas del Fondo de Estabilización de Precios”.

  • Óscar Cubillos Dir. de Inv. Econ. de Fedegan

    “El ganadero cuando ve que su ingreso por la venta de leche se deprime, lo que hace en muchos casos producir más leche para compensar ese nivel de ingreso a la baja”.

¿Por qué sigue cara la leche?

Pasa algo curioso y es que mientras los productores han llevado a la baja sus precios por 16 meses consecutivos, la leche sigue subiendo, aunque levemente, y la inflación sigue teniendo peso en su valor final.

Según los números de Fedegan, la leche subió 1% de enero a abril, y el queso 2,7%. El reporte inflacionario del Dane coincide en que este producto lácteo tuvo un incremento de 2,1% anual, frente al mismo periodo de 2023, y 0,86% en lo que va de 2024. Es decir, la senda alcista sigue.

Oscar Cubillos, de Investigaciones Económicas en Fedegan, asegura que es claro que no hay una correlación entre lo que pasa con el productor y lo que le cobran al consumidor. “Cada vez más hay diferencial, porque el precio del consumidor si bien no está subiendo mucho, sigue subiendo. Lo que debería pasar es que las bajas que se le están colocando al productor también se transfieran al consumidor para que el sector se dinamice, y es que el principal problema es el consumo y la reducción de este, y si los precios siguen arriba mientras al productor se le paga menos es muy difícil”.

Reitera, además, que indicadores como la inflación que han venido bajando, no son una proporción justa para explicar la baja que está teniendo el productor. “Cuando sube el precio que se le paga al productor inmediatamente se le incrementa al consumidor, pero cuando baja al productor, no necesariamente cae para el consumidor, y aquí hay un tema con los comercializadores, ya que tienen que evaluar que están matando al consumo por no hacer esa transferencia de precios”, complementa Cubillos.

¿Cuánto cuesta producir leche?

Difiere ampliamente entre regiones. “El precio base de la resolución es una buena aproximación”, dicen desde Analac. En trópico alto y medio el costo es más alto que en trópico bajo. Este oscila entre al menos $1.650 y $1.900 por litro dependiendo de la región, en lo que se destaca con mucha variabilidad incluso entre una misma zona departamental. De las plantas, el mismo litro sale costando en promedio $3.500 y al consumidor en promedio está sobre los $4.940.

¿Es un problema de consumo?

De 2021 a 2023, el consumo de leche cayó 9%, lo que se traduce en 15 litros. Esto hizo que el consumo pasara de 162 litros a 147 litros per cápita de leche y derivados lácteos. A este año, el consumo sigue a la baja, cerrando en 6%, lo que encrudece la problemática.

¿Por qué hay una brecha de precios?

La dinámica de los precios que constituyen el valor final de la leche son dos. Uno primero habla sobre los precios del productor, que Analac, en este caso, fija para que este sea un piso y no baje más de la cifra. “Para eso utilizamos una regla de tres que tenemos, que ese es el precio base, que es que de este precio no puede bajar”, explican los productores.

Un segundo punto habla sobre los precios de los lácteos en planta, es decir, antes de que ya sea un lácteo comercializado. “Lo que pasa en planta y en producción no es suficiente, lo que provoca el alza”, cierran.

Ahora puedes leer las #noticias más importantes en los canales de #Whatsapp de #eDairyNews!!

🇦🇷 eDairy News ESPAÑOL: https://whatsapp.com/channel/0029VaPqM3eAu3aInae2Qt0V

Te puede interesar

Notas
Relacionadas

Más Leídos

1.

2.

3.

4.

5.

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter