El queso es sin duda uno de los alimentos más tradicionales y deliciosos que existen, de solo de hablar de ellos, se nos hace agua la boca.
Brasil, en 2022 alcanzó las 885,000 toneladas métricas entre diversos tipos de quesos tropicales y europeos.

Mirá También

En 2022 la producción mundial de queso alcanzó las 23.9 millones de toneladas métricas. Para que te hagas una idea, esa cantidad equivale a la masa total de 3.4 millones de elefantes adultos. ¡Sí, yo también imaginé un desfile de paquidermos dorados!

¿Cuáles son los países que más aportan a quesoverso

Los Estados Unidos de Norteamérica, la tierra de las grandes extensiones, produjo en 2022 nada más y nada menos que 6.2 millones de toneladas de queso, lo que serían unas 1,548 Estatuas de la Libertad hechas de queso cheddar.

Le sigue la tierra de mis ancestros, Alemania, que con 2.2 millones de toneladas anuales demuestra que es tan eficiente y ordenada produciendo queso como lo es en otros ámbitos. Todo ese queso alemán equivale a 7,900 millones de litros de deliciosa leche de vaca bávara. 

En el continente americano, además del peso pesado estadounidense, tenemos representantes notables como Argentina, Brasil, México y Chile sumando sus aportes al quesoverso.  

Argentina se luce con una producción anual de 560 mil toneladas métricas, suficiente para llenar 172 piscinas olímpicas de sabroso reggianito característico. Pero Brasil, en 2022 alcanzó las 885,000 toneladas métricas entre diversos tipos de quesos tropicales y europeos, equivalentes a ¡63 estatuas del Cristo Redentor de Río de Janeiro!

En México, cuna de sabores ancestrales, la producción anual de queso en 2022 alcanzó las 410,000 toneladas métricas. De esta abundante cantidad, alrededor de 123,000 toneladas son del icónico queso Oaxaca, un orgullo nacional.

Imagina por un momento toda esa montaña de queso Oaxaca suave, y deliciosamente derretido. Su volumen sería tal que permitiría, literalmente, la construcción de 12 réplicas exactas de la mundialmente famosa Pirámide de Kukulkán en Chichén Itzá, ¡pero completamente hechas de este manjar lácteo!

En México, la producción anual de queso en 2022 alcanzó las 410,000 toneladas métricas.

En las tierras australes de Chile, con su larga tradición ganadera y quesera, la producción anual en 2022 fue de 115,000 toneladas métricas de diversos quesos frescos, maduros y añejados, entre los que destaca su especial queso chanco.

La producción anual de 115,000 toneladas métricas de queso en Chile durante 2022, principalmente de su emblemático queso chanco, alcanzaría para esculpir ¡más de 200 réplicas exactas de los imponentes Moais de la Isla de Pascua!

En Chile, la producción anual en 2022 fue de 115,000 toneladas métricas de diversos quesos.

Pero si nos movemos al otro lado del planeta, encontramos una verdadera potencia quesera, que está dando de qué hablar: Nueva Zelanda. Con una producción anual de 385 mil toneladas, este pequeño pero poderoso país, está haciendo temblar al mercado quesero mundial. 

Para que te hagas una idea, esas casi 400 mil toneladas equivalen a 1,925 millones de litros de leche de vaca neozelandesa, procedente de algunos de los rebaños más productivos y felices del planeta.

En cuanto al consumo, también hay algunos campeones mundiales que vale la pena mencionar. Por ejemplo, el promedio de consumo anual per cápita en Europa es de alrededor de 18 kilos por persona. 

Mientras que el consumo promedio de queso en Europa ronda los 18 kilos anuales por persona, hay naciones donde esta cifra se eleva considerablemente. Tal es el caso de Grecia, cuna de la milenaria tradición quesera mediterránea, donde el consumo per cápita anual alcanza los 27 kilos.

Un poco más allá, en la India, donde las vacas son veneradas, el consumo per cápita es mucho menor: apenas 4 kilos anuales. Sin embargo, con una población de 1,400 millones de habitantes, logran consumir la impresionante cifra de 4.6 millones de toneladas de queso al año.

Se prevé que la producción mundial de queso siga aumentando de forma constante durante las próximas décadas, impulsada principalmente por el crecimiento en países como India, Brasil y China, donde los hábitos de consumo de lácteos y derivados siguen al alza. 

De hecho, las proyecciones de la FAO apuntan a que en 2030 la producción global de queso podría rondar los 28 millones de toneladas métricas anuales.

En perspectiva histórica, este sería casi el triple de la producción mundial que existía hacia finales de los ´90, cuando no se pasaba de 10 millones de toneladas anuales. Pero, parece que cada vez somos más los enamorados del queso en este planeta.

Y es que, es fácil reconocer que hay algo de magia e inmortalidad en el proceso de hacer sólido lo íquido, una alquimia culinaria que eleva la preciada leche a su forma de preservación suprema.

Consumir lácteos hace bien, y consumir quesos es disfrutar y también sumergirse en la mística de esa labor ancestral de transformar lo perecedero en imperecedero, lo bueno en mejor. 

 

Valeria Hamann

EDAIRYNEWS

Te puede interesar

Notas
Relacionadas

Más Leídos

1.

2.

3.

4.

5.

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter