Cada lácteo de la compañía es sometido en España a un mínimo de 80 controles de calidad y seguridad alimentaria

Mirá También

“Si se paga 1,10 euros por un litro de leche es porque lo vale; es necesario que pongamos en valor nuestro producto”, ha afirmado esta mañana el director de Calidad de Lactalis Forlasa, Ignacio Bernáez (derecha en la foto) en un encuentro con medios de comunicación entre los que se encontraba infoRETAIL.

“La industria alimentaria es, después de la farmacéutica, la que más destina a controles de calidad y seguridad alimentaria”, ha proseguido el directivo, quien, por otra parte, ha lamentado que “cuesta mucho trabajo transmitir todo el trabajo que hay detrás de un producto, desde el ganadero hasta que llega al lineal”.

En este aspecto, calidad y seguridad alimentaria son prioritarias para Grupo Lactalis, que desde hace cuatro décadas está presente en España, país en el que cuenta con ocho fábricas, emplea a 2.500 personas y colabora con 2.000 ganaderías.

García Ayuso: “Todo lo que hacemos es para generar confianza en la marca, siendo conscientes de que calidad y seguridad alimentaria forman parte de nuestra manera de ser”

“Los controles de calidad y seguridad alimentaria se inician incluso antes de que la leche llegue a nuestras plantas y se extienden hasta que los productos se venden en el lineal, sometiéndose cada lácteo de nuestra compañía a un mínimo de 80 controles y análisis”, cuantifica Bernáez, explicando que, por ejemplo, en la recepción de cada cisterna se realizan alrededor de 10 controles antes de la descarga; en la fase de elaboración del producto, hay entre 30 y 50 controles; y, finalmente, todos los lotes de alimentos terminados se someten hasta a 20 verificaciones de control microbiológico, físico-químico y sensorial.

“Aparte de estos controles rutinarios en todas las producciones, Grupo Lactalis cuenta con un sistema de monitorización de productos durante su vida útil que, por ejemplo, en el último año, sumó más de 2.000 determinaciones analíticas de parámetros nutricionales y de estabilidad”, resalta el director de Calidad de Lactalis Puleva, Luis Enrique García Ayuso (izquierda en la foto).

135 millones de inversión

“Todo lo que hacemos es para generar confianza en la marca, siendo conscientes de que la calidad y la seguridad alimentaria forman parte de todo el proceso productivo, de nuestra manera de ser y, por ello, realizamos un gran esfuerzo en recursos y tiempo”, ha agregado García Ayuso.

En clave inversora, y según ha precisado el director de Calidad de Lactalis Puleva, el grupo alimentario ha destinado 135 millones de euros durante los últimos siete millones a mejoras productivas; de esa cantidad, entre el 20 y 25% es atribuible directamente a la calidad y seguridad alimentaria.

Icíar Iranzo: “Toda la industria alimentaria está realizando un gran esfuerzo por asegurar la calidad, la seguridad y la sostenibilidad, pero en realidad se trata de un todo para el que necesitamos la complicidad de los consumidores”

“Así como la sostenibilidad, por ejemplo, se comunica muy bien al consumidor, la seguridad alimentaria es muy difícil de vender por mucho dinero que inviertas, ya que se trata de algo obligatorio que los alimentos deben poseer”, ha resaltado García Ayuso.

Ante ello, la directora de Calidad y Desarrollo de Lactalis Nestlé, Icíar Iranzo Albelda (en el centro) ha enfatizado que la seguridad alimentaria es “el resultado de una serie de etapas productivas bien calificadas y donde absolutamente nada pueda quedar al azar, siendo el criterio más importante por el que regimos la elección de las inversiones en nuestras fábricas”.

“Toda la industria alimentaria está realizando un gran esfuerzo por asegurar la calidad, la seguridad y la sostenibilidad, pero en realidad se trata de un todo para el que necesitamos la complicidad de los consumidores”, ha concluido Iranzo.

Te puede interesar

Notas
Relacionadas

Más Leídos

1.

2.

3.

4.

5.

Destacados

Sumate a

Mundo

Seguinos

Suscribite a nuestro newsletter